Atapuerca llama a la puerta

El yacimiento de Atapuerca quedó al descubierto a finales del siglo XIX por casualidad. El trazado más lógico para un ferrocarril en construcción fue variado para atravesar una pequeña sierra y poder vender luego la piedra extraída durante las obras. Fue entonces cuando encontraron los restos fósiles que, sin embargo, no empezaron a estudiarse hasta finales de la década de 1970. Desde entonces el yacimiento ha evolucionado hasta convertirse en uno de los tesoros de la Humanidad.

En el complejo de Atapuerca se pueden diferenciar dos zonas, por un lado aquellas que quedaron al descubierto en las obras del ferrocarril (Sima del Elefante, Trinchera Galería, Gran Dolina y Trinchera Penal) y por otro una multitud de cuevas.

Entrada al Yacimiento de Atapuerca

Este yacimiento concentra la mayor cantidad de fósiles humanos del mundo pertenecientes a dos especies extinguidas: Homo antecesor y Homo heidelbergensis, nuestros primeros ancestros europeos.

Ser humano conlleva realizar una serie de comportamientos complejos como la tecnología, la comunicación, verbal o artística, la explotación del entorno, el control del territorio, la movilidad, la emigración, el enfrentamiento con otros grupos, el cuidado de los enfermos e incluso de los muertos así como la búsqueda de una explicación a nuestra existencia.

Todo esto nos hace humanos, y en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca encontramos evidencias de todas estas adquisiciones. En el año 1992, un equipo de paleoantropólogos descubrió los restos del Cráneo número 5. Lo primero que les sorprendió fue que estaba completo, aunque fragmentado. Con las piezas se decidió comenzar una labor similar a la que hace el aficionado a realizar puzzles. Poco a poco se fue montando el rostro de Miguelón (bautizado así por los científicos en honor a Miguel Indurain, que ganaba aquel año el segundo de sus cinco Tour de Francia)

(Miguel Indurain en su visita al museo)

En 2007 se encontró un fragmento de una mandíbula humana de hace 1.300.000 años de la especie Homo antecesor. El yacimiento tiene más de 15 metros de estratigrafía que aproximadamente abarcan desde los 1.400.000 años de la base hasta los 200.000 de la parte superior.

Podéis encontrar una explicación del yacimiento para niños aquí, o un documento explicativo en detalle aquí.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: