Déjà-vu Navidad

¡Qué locura, qué alboroto, otro portal de Belén piloto! Soy de los que dicen que no les gusta la Navidad (aunque luego siempre me lo paso muy bien), y creo que se debe a que cada Navidad me parece una fotocopia en blanco y negro de la anterior. Empiezan en noviembre, cuando deberían hacerlo a finales de diciembre, los villancicos se repiten hasta la saciedad y los portales de Belén parecen ser siempre los mismos.

Sin embargo, este año, mucho antes de lo estipulado en el calendario, nos ha sorprendido un portal de Belén atípico. La crisis nos golpea a todos los niveles, y si no que se lo pregunten al simpático cura que se ha atrevido a crear un portal de Belén desahuciado. ‘Como Dios manda’, que diría ÉL mismo. El portal precintado por la policía y la mula y el buey en las listas del paro.

portal

Así sí me gustan los belenes. Creatividad a raudales y una mezcla de realidad y sentido del humor. En mi colegio, el belén no ha generado tanto revuelo, pero el eslogan que lo acompaña merece la pena ser destacado: ‘Esta Navidad tú serás el regalo haciendo feliz a los demás’

Quiero interpretarlo como un intento de concienciación sobre el absurdo del consumismo, pero además como un regalo en forma de anticipo sobre la nueva era que irremediablemente se avecina. Nuestra mentalidad va a cambiar, a la fuerza, pero lo hará. La mula y el buey del portal desahuciado, por poner un ejemplo, se podrían asociar conmigo y montar una nueva ‘empresa’. Ellos tienen mucha experiencia y yo me llamo Jesús. Si me lo propongo, incluso puedo llorar a propósito, así que podría salir bien. Al ser el menos animal de los tres, supongo que lograría convencerles para convertirme en el Presidente Ejecutivo del nuevo belén. Redactaría los propósitos de la empresa y un memorando con los objetivos y la estrategia a seguir para alcanzarlos. En resumen, sería algo así:

1)      Los llantos del bebé se adecuarían en intensidad y duración a la edad del mismo (ya peino canas…).

2)      Se sustituiría la paja del pesebre por un sofá cama (o superior).

3)      Quedarían terminantemente prohibidas las flatulencias de la mula y el buey en horas de trabajo.

4)      Quedarían prohibidos los regalos que no estuviesen hechos por la persona que los regala.

5)      No habría carta a los Reyes Magos ni a Papá Noel, sino a la gente que te cuida y te quiere.

6)      Los niños también tendrían que hacer regalos a los padres.

7)      Habría una cantidad máxima a gastar (lo suficientemente pequeña como para no convertirlo en el momento más importante de las vacaciones).

8)      Sería obligatorio jugar con el regalo y con la persona a la que se lo regalas durante un periodo obligatorio.

9)      La fecha para entregar los regalos se decidiría entre todos.

10)  NUNCA se utilizarían los regalos como chantaje con las notas del colegio.

déjà-vu

Aquí tenéis mi regalo (gracias Inés por compartirlo!) 😉

Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (6)
  1. Jajaja! Me gusta ese belén, y me gustan esas normas, excepto la de que los niños deban hacer regalos a los padres… Eso lo dejaría para cuando supieran la verdad.

    • Teresa
    • 6/12/12

    Creo que la Navidad es eso, compartir momentos felices; disfrutar con los nuestros… Ya sabemos que lo esencial es invisible, pero nos venden una navidad devoradora de consumismo, a veces imposible de desprendernos de sus axfisiantes tentáculos. Pero, ¿sin remedio? Quiero ser optimista, el video que nos regalas nos lo demuestra. Ese es el camino, ahí está la auténtica Navidad.

    • Desde luego! Yo también soy optimista al respecto, y pienso que el mejor remedio ante el consumismo es una educación de calidad. Para ello es necesario que las familias lo inculquen en sus hijos desde pequeñitos. Los colegios también, pero sobretodo las familias, porque tienen mucha más capacidad de influencia.

    • monterojo
    • 5/12/12

    La verdad me encantan los regalos……eso sí no tienen pq costar mucho dinero…..ni ser materiales, ni regalarse en unos días marcados………..pero la verdad alegran tanto!
    Hoy al encender el coche…….se ha puesto en marcha el equipo de música …….y ha saltado una música preciosa, muy romántica…que mi pareja había dejado con sumo cuidado…..no es maravilloso!!!
    Muchas gracias profe por tu guiño en el post me ha encantado!!!

  2. Lo mejor de la navidad siempre han sido las vacaciones.
    Lo peor, lo que dices, la “rutina” navideña, pero eso se soluciona centrándose en lo primero (disfrutar de las vacaciones) y por supuesto ¡¡ comprar los putos regalos antes de que lleguen los agobios !!.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: