¡Sigue buscando!

SIGUE BUSCANDO

¿Qué fue antes, el agua o la sed? Es muy difícil contestar a esta pregunta, porque para beber agua hace falta tener sed, pero a su vez, si no existiera el agua, ¿qué sentido tendría que lo hiciera la sed? Además, si yo, o cualquiera de vosotros, reveláramos la respuesta a esta pregunta, nos cargaríamos de un plumazo todas las religiones y todas las ciencias del planeta. Y por mucho que nos guste la marcha, no es plan de enfadar al mundo entero y ponerlo patas arriba con una frase, cuando podemos no escribirla y permitir que todo sigua igual.

Lo que sí está claro, es que cuando tenemos sed buscamos agua hasta encontrarla, ¿verdad? Y que si no la encontramos, no tardaremos mucho en morir. ¿Qué miedo, no? Pues no, porque es mejor buscar agua que tenerla siempre a mano.

Si hoy tenemos agua y no salimos a buscar más, es sólo una cuestión de tiempo que ésta se agote, ya que nada es para siempre. En cambio, si no tenemos agua saldremos a buscarla, y muy probablemente la encontraremos, pero además habremos aprendido el modo de buscarla en el futuro.

Algo tan tonto y tan sencillo, explica por qué los mal llamados ‘hijos de papá’, que siempre han tenido agua a su alrededor,  no sepan desenvolverse sin pisar a los demás cuando llegan las vacas flacas. Es lógico, si no sabes buscar, lo más sencillo es pisar y robar. Enseñemos pues a la gente a buscar y no hará falta robar. Sólo requiere esfuerzo… sólo requiere pensar en los demás… sólo requiere querer bien a tus hijos… sólo requiere pararse a pensar… cosas, todas estas, no demasiado comunes entre los seres humanos.

¡Qué bonito me ha quedado! ¿Y si te digo que tú también eres un ‘hijo/a de papá’? ¿Y si te digo que yo también lo soy? ¿Y si te digo que todos lo somos? Pues sí, ERES UN/a NIÑO/a DE PAPÁ, ¡LO ERES! Porque si no lo fueras, nos volveríamos a cargar de un plumazo todas las religiones y todas las ciencias del planeta. Sí, todos somos ‘hijos de papá’ a los ojos de alguien, todos somos unos privilegiados para otras muchas personas, lo que automáticamente nos califica de ‘niños pijos’ supinos. Buscar agua es nuestro deber y nuestra obligación, para ser capaces de obtenerla sin tener que quitársela a los demás, y para poder seguir encontrándola cuando nos hagamos viejos y la tentación de pisar a los que vienen detrás sea más fuerte.

Como dijo Steve Jobs, STAY HUNGRY, STAY FOOL!! (sigue hambriento, continúa siendo un loco (minuto 14))

O como pregonaba ‘el hombre más interesante del mundo’ en un anuncio de cerveza: STAY THIRSTY MY FRIEND!! (¡continúa sediento amigo mío!)

O como decimos las chapas de los refrescos y un servidor, ¡SIGUE BUSCANDO!

Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (0)

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: