Para levantarse, primero hay que caer

Caerse es normal, levantarse también. Le damos demasiada importancia y no la tiene. Dedico este post a todos los que habéis suspendido las oposiciones de educación. No somos más listos cuando estamos arriba, ni más tontos cuando estamos abajo. Ya lo dijo Lope de Vega:  ‘yo he hecho lo que he podido, fortuna lo que ha querido’.

Tan solo os pido, si es que puedo pedir algo, que la caída no se convierta en prudencia, pereza, inoportunidad o vergüenza, porque ésas son las peores caras del miedo. Seguid sintiendo, éso sí es importante, la rendición es la eliminación de la emoción. Sólo eso nos diferencia de los robots y da color y calor al pensamiento, así que por favor no permitáis que os conviertan en máquinas. Si pudiera, sortearía mi plaza, ya no la quiero.

Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (2)
    • Anónimo
    • 17/07/13

    Yo tampoco quiero una plaza de profesor.

    • Ser funcionario es sin duda la actividad más peligrosa que he hecho nunca, y no lo digo en broma.

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: